viernes, 15 de febrero de 2013

Consejillos de pintura

En el blog de EL KANIJO REBELDE he visto esto y lo he puesto para los novatos en la pintura:


  • Hay una diferencia entre imprimar en blanco y en negro. El negro se usa para miniaturas “oscuras” mientras que el blanco (¿lo adivinas?) para miniaturas con colores más vivos. Haz una prueba: trata de pintar con rojo una superficie imprimada en negro y al lado repite lo mismo pero en una superficie imprimada en blanco. Notarás la diferencia.

    Si un desconocido os ofrece una megacaja de pinturas por la calle. Niños, decid NO.
  • Las cajas de pintura (starter packs o similar) son buenas al inicio para tener una variada paleta de colores, pero huye de las ofertas tipo “megacaja de pinturas”. No eres el primero al que se le ha secado el Rosa Tentáculo sin haberlo usado nunca.
  • La máxima “cuanto más pequeño es el pincel mejor puedo pintar los detalles” es en general falsa. Un pincel medio (como el que viene en los kits de iniciación de Games Workshop) es suficiente. Que no te dé miedo ir a una tienda de bellas artes y comprar pinceles de otras marcas (Escoda, por poner un ejemplo…).
  • El pincel seco mata al pincel, hace que se despunte y que la larga parezca un puercoespín Si sólo puedes tener dos pinceles, que uno sea para pincel seco.
  • La mayoría de pinturas de modelismo se van con agua y un poco de jabón. Si te has manchado la camisa nueva pintando tus goblins nocturnos, no pasa nada, a la lavadora y ya está.
  • Cierra bien los botes cuando acabes de pintar. Mientras estés pintando no importa si se quedan abiertos (¡a menos que estés haciendo una maratón de pintura!).
  • Agita un poco los botes de pintura antes de abrirlos, especialmente si llevan tiempo sin usarse.
  • Hay un paso intermedio entre mojar el pincel en el bote de pintura y aplicar pintura a la miniatura. Este paso es “retirar” la pintura sobrante del pincel en una paleta para no pintar a brochazos. No te preocupes por el despilfarro de pintura, enseguida aprenderás a mojar el pincel.
  • Los lavados de tinta no son tsunamis de tinta. Inundar la miniatura de tinta a veces no es la mejor solución (de hecho casi nunca). Es mejor dar dos o tres lavados suaves con poca tinta o tinta muy aguada.
  • Puedes fabricar tus propias tintas caseras mezclando un poco de pintura, agua y una gota de lavavajillas (del de fregar a mano, vamos el Fairy de toda la vida…). Las proporciones cada uno las ajusta pero tras un par de ensayos seguro que obtienes un resultado aceptable. Evidentemente no sera como una tinta comprada en tienda pero para salir de un apuro (y de dos) van muy bien.

    Rechace imitaciones.
  • Iluminación. Puede parecer una tontería pero la fuente de luz que nos ilumine es importante. Trata de pintar siempre que puedas con luz solar apoyado por un flexo o similar. El flexo debería llevar una lámpara de bajo consumo. Hay una gama de “luz día” que es la mejor. Antiguamente eran unas bombillas incandescentes (ya extintas) pintadas de color azul.
  • Amplía horizontes. Games Workshop tiene una completa gama de productos para pintura y modelismo, pero no son los únicos. Había muchos fabricantes antes que ellos y actualmente siguen existiendo. Investiga por la red, los foros o en tu punto de venta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario